Psicólogo Enrique López Ambía.

La salud mental es tan importante como la fisiológica

Una de las preguntas mas frecuentes es ¿cuando debo ir al psicólogo?

Existe un estigma enorme con respecto a esto, la gente tiende a pensar que acudir al psicólogo implica una forma de asumir que tiene algún defecto, debilidad o de plano una patología (¿estas loco o qué?).

La típica comparación con el servicio del psicólogo es con el médico, ya que los temas de salud se atienden de forma mas o menos inmediata, pero no olvidemos que así como mucha gente se auto medica, recurre a “medicina alternativa” o de plano a remedios caseros y tradicionales, la gente prefiere platicar con amigos, ir con un lector de tarot, u otro tipo de recursos mágicos mucho antes de considerar ir con un psicólogo.

El psicólogo clínico tiene una preparación suficiente para manejar diferentes tipos de problemas o situaciones. En NINGÚN CASO puede recetar medicamentos, remedios o drogas. Un buen psicólogo trabaja con médicos psiquiatras, neurólogos e internistas para el manejo de situaciones que salen del control de la terapia psicológica y se complementan mutuamente.

Existes muchas escuelas de psicología, cada una con enfoques diferentes y con mas o menos soporte científico. También las aportaciones de la Neuropsicología han cambiado de forma radical muchos de los enfoques terapéuticos.

Las más serias son:

  • Terapia Cognitivo Conductual y sus derivados.
  • Psicodinamia (evolución del psicoanálisis).
  • Sistémica.
  • Humanista.
  • Gestalt.
  • Integrativa (utiliza técnicas de todas las escuelas dependiendo del caso y paciente)

Es importante notar que muchos terapeutas que se anuncian como Humanistas, Gestalt y Sistémicos (en menor grado) han incorporado muchos elementos que los hacen susceptibles de integrar, de forma poco seria, métodos que no tienen sustento experimental ( semiología, reiki, constelaciones familiares, ángeles, flores de Bach, PNL, regresiones a vidas pasadas y otras), esto NO ES PSICOLOGÍA. Hay que tomar con mucho cuidado a los terapeutas que trabajan con dichos métodos ya que al mezclar lo metafísico, parapsicológico y mágico pueden distorsionar por completo los objetivos de la psicología.

El coaching puede ser muy útil para que uno consiga ciertos objetivos: financieros, empresariales, profesionales, deportivos. Pero el coaching no es psicología, aun cuando use algunos elementos de la ella. También hay grupos de coaching que pueden caer en la manipulación e inclusive la extorsión, hay que validar cuales son los objetivos que el coach propone y lo que deseas.

En todo caso proporcionamos esta lista breve que nos ayuda a saber cuando ir con un psicólogo:

  1. Cuando identificas que hay algo que quieres cambiar y no puedes.
  2. Cuando sientes que el estrés es ya incontrolable.
  3. Cuando constantemente te sientes sumamente preocupado.
  4. Cuando te sientes muy ansioso, angustiado o triste y sin ganas de hacer cosas.
  5. Cuando tienes relaciones de agresión (siendo tu agresivo o si alguien más es agresivo contigo).
  6. Cuando quieres que todo sea perfecto.
  7. Cuando te has aislado de la gente.
  8. Cuando necesitas verificar las cosas una y otra vez.
  9. Cuando te cuesta trabajo expresar tus sentimientos (amor, enojo, tristeza, vulnerabilidad, etc).
  10. Cuando no puedes manejar estar a solas.
  11. Cuando te auto criticas.
  12. Cuando no puedes poner límites.
  13. Cuando no puedes superar relaciones que terminaron.
  14. Cuando sientes que puedes mejorar tu vida y no sabes cómo.

Infórmate, pregunta al psicólogo cómo trabaja, cuales son sus credenciales, enfoques, experiencias, debes sentirte a gusto con su trabajo y no olvides que también el psicólogo puede decidir recomendarte con otro terapeuta si no siente que pueda trabajar contigo de la mejor manera.

La salud mental es tan importante como la fisiológica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.